Actualidad
Por Mario Guarda , 9 de noviembre de 2022 | 13:48

¿Zona de sacrificio? vecinos de Ignao se oponen a planta de tratamiento de aguas servidas

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 23 días
Vista de algunas de las viviendas que colindarían con la planta de tratamiento de aguas servidas. Créditos: Felipe Rojas.
Compartir

Un proyecto esperado para la comuna de Lago Ranco es la instalación del alcantarillado para el sector urbano.

La gestión municipal ha acercado este proyecto a su pronto inicio, lo que es visto por los sectores urbanos como un avance para la comuna lacustre.

Sin embargo, no todos los habitantes de Lago Ranco están felices con la iniciativa, ya que hay un punto del proyecto que se ha tornado controversial: la ubicación de la planta de tratamiento de aguas servidas.

El problema radica en que el terreno destinado para la instalación de dicha planta, en el sector de Ignao, colinda con dos sectores residenciales: Villa Comité Mi Casa y Villa Alegre.

Gloria Márquez, presidenta del Comité Mi Casa, conversó con Diario Lago Ranco expresando la postura de los vecinos a la instalación de la planta de tratamiento en el lugar.

“La villa colinda con la planta que quieren colocar ahí. Nos oponemos sí o sí porque somos dos villas”, señaló la dirigente, quien además recalcó que Villa Mi Casa está habitada recién desde hace un año.

Márquez indica que en el año 2019 se hizo una reunión de participación ciudadana en Ignao acerca de este proyecto. “Nosotros todavía no habitábamos ahí, pero la villa estaba en proyecto. El alcalde sabía que iba a haber una villa”, asegura.

No nos oponemos al proyecto

La dirigenta es clara en expresar que la oposición no es hacia el proyecto de alcantarillado, al cual considera muy necesario. “Nosotros no nos oponemos a que haya planta de tratamiento, pero si al lugar escogido que colinda con nuestras casas”, declara.

Misma opinión tiene Felipe Rojas, vecino del sector, quien afirma a Diario Lago Ranco que “no estamos peleando para que no se haga el proyecto. Nuestra molestia es la localización que va a tener la planta, eso es lo que estamos reclamando como vecinos, como familias”, dice.

“Queremos que reubiquen la planta”, manifiesta Rojas, expresando que son alrededor de 80 familias quienes quedarán a una distancia de entre 1 y 120 metros de la planta de tratamiento.

En septiembre pasado se desarrolló una reunión entre el alcalde de Lago Ranco, Miguel Meza, su equipo de trabajo, algunos concejales con los vecinos y vecinas que se sienten afectadas.

En la ocasión, se planteó el problema, pero no hubo modificaciones al proyecto. Según los vecinos consultados, el alcalde Meza habría argumentado que no hay otros terrenos disponibles para ubicar la planta.

Entre las razones del vecino Felipe Rojas para oponerse a la construcción de la planta de tratamiento en Ignao, está el hecho que a 700 metros de distancia de la villa funciona una lechería.

“En verano o invierno cuando hay viento el olor de esa lechería llega hasta acá. Entonces, vamos a tener una planta de tratamiento a menos de tres metros. En el momento que haya un falla o no funcione ¿cómo quedamos nosotros?”, cuestiona.

Investigación propia

Felipe Rojas asegura que desde el municipio se les dijo que la futura planta de tratamiento de aguas servidas no emitiría olores, opinión que los vecinos no comparten en absoluto.

“Nosotros fuimos a la planta de tratamiento que está en Crucero, que es el referente que el alcalde nos dio. Se nos dijo que la planta sería igual a la que tiene Crucero, y allá es un problema sanitario enorme”, enfatiza Rojas.

“La gente que vive a 500 ó 600 metros de esa planta no pueden estar. El olor es insoportable. Nosotros fuimos, hicimos una investigación propia, preguntamos casa por casa y los residentes nos dijeron que era insoportable”, revela.

Rojas comentó que los vecinos de Crucero les indicaron que también hay contaminación acústica por el funcionamiento propio de la planta.

“Todas las noches la máquina no deja dormir, porque el sonido es muy fuerte”, indica Rojas.

En tanto, Gloria Márquez manifiesta que los residentes de Ignao no descartan realizar acciones de presión para ser escuchados y que se trabaje en dar solución al problema, que no afecta a toda la localidad.

La vecina plantea que el poblado está en crecimiento, hay emprendedores turísticos, es una comunidad que se proyecta, pero eso ahora estaría amenazado por esta situación.

“El proyecto es grande, es bueno, viene con varias cosas, súper bueno, pero pasa que la localización que tiene esa planta es para matar a Ignao”, advierte Felipe Rojas.


 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Futrono, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel