Actualidad
Por Mario Guarda , 25 de julio de 2023 | 13:31

Representantes de docentes y estudiantes reaccionan frente a la crisis en la UACh

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 12 meses
Las bajas financieras de los últimos tres años superarían los $28 mil millones. Créditos: Cedida.
Compartir

Desde futuros escenarios optimistas hasta pesimistas, como el cierre de la universidad, se expresan frente a la anunciada investigación a la situación financiera de la casa de estudios superiores.

Tras conocerse que la Superintendencia de Educación Superior iniciará una investigación en torno a la situación financiera por la que atraviesa la Universidad Austral de Chile, diversas reacciones se han entregado desde el interior de la casa de estudios superiores. 

Las autoridades universitarias sostuvieron dos reuniones con los principales reguladores del sistema, una con el Superintendente de Educación Superior y otra con el Subsecretario de Educación Superior. 

“Hemos entregado información de primera fuente sobre la situación de la UACh y las acciones que hemos ido adoptando”, precisó el rector Hans Richter, indicando que la institución no ha recibido sanciones al respecto. 

“Lo anterior permitirá desarrollar un trabajo conjunto con los reguladores para restablecer el equilibrio financiero, lo que se materializará a través de los canales formales que corresponde de acuerdo con la normativa del sistema de educación superior”, expresó el rector. 

En concreto, sobre las bajas financieras de los últimos tres años, que superarían los 28 mil millones de pesos en el plantel, Hans Richter reiteró que se entregó toda la información solicitada por los entes reguladores. 

“Nuestra situación institucional actual es principalmente a causa de la alta inflación y de aspectos estructurales que se arrastran por alrededor de una década”, señaló. 

El viernes 21 de julio se realizó la Asamblea General de Socias y Socios de la Universidad Austral de Chile, donde el rector expuso estos puntos, y al exponer el balance y el estado de resultados entregó antecedentes que explican las pérdidas y el déficit que complica actualmente a la Universidad, los que se relacionarían con gastos en remuneraciones y costos asociados a los créditos para construir nueva infraestructura. 

Durante la reunión el presidente del Directorio, Fernando Schultz, dio cuenta del trabajo realizado por el cuerpo colegiado y afirmó haber sentido el apoyo de los socios. 

“Estamos viviendo momentos delicados, pero sentir este apoyo y ver el resultado que pretendemos nosotros despertar nos va a dar la tranquilidad de mantener la Corporación sana en el tiempo”, declaró.

Posibles escenarios futuros 

Menos optimista se muestra en sus opiniones Geovana Casanova, presidenta del Sindicato de Docentes (Sindoc) de la UACh, quien expresó a Diario de Valdivia su opinión respecto a las responsabilidades de los socios y el directorio de la Universidad en la crisis actual. 

"Creemos que los socios y el directorio de la universidad están al debe con la responsabilidad social que les cabe dentro de su manejo hoy día. Estamos en esta situación precisamente porque tanto ellos como el Consejo Académico tomaron decisiones sin tener toda la información, de manera irresponsable”, dijo tajante. 

Asimismo, indicó que desde el año 2020 ya comienzan a aparecer situaciones que son investigadas y que finalmente decantan en acciones, acusando también falta de prioridades, nepotismo y falta de acción dentro de la universidad, lo que ya el sindicato ha denunciado anteriormente. 

“Actualmente estamos en una situación de crisis, tal como nosotros lo denunciamos hace un par de años atrás”, enfatizó, acusando también que en su oportunidad la rectoría salió a desmentir la situación. 

Casanova se reunió el lunes 25 de julio en Santiago con el Superintendente de Educación Superior, quien planteó los posibles escenarios de la casa de estudios superiores a partir de la anunciada investigación. 

“Nos informó que la universidad actualmente está en tres procesos de investigación, uno de ellos tiene que ver con la viabilidad en términos financieros para seguir cumpliendo sus funciones, la sostenibilidad que pudiera tener la casa de estudios a futuro”, puntualizó. 

De acuerdo al informe que presente la Superintendencia, se evaluará si el plan que presente la universidad es ejecutable y si cuenta con el apoyo de la comunidad universitaria, en ese caso se podría dar un plazo de dos años para su aplicación. 

Otra posibilidad es que la Superintendencia considere que el plan no sería sostenible en el tiempo. “En ese caso podrían enviar un administrador provisional, quien llegaría a tomar la administración de la universidad y tomaría decisiones sin consultar con los cuerpos colegiados”, revela Casanova. 

“La tercera opción, que es la peor de todas y la que esperamos no llegar, es que definitivamente se nombre un administrador de cierre y que comience a ejecutar el plan de liquidación de la Universidad”, advierte la presidenta del Sindoc. 

Aun así, Geovana Casanova reitera que cualquiera de estos posibles escenarios no se definirá hasta culminar la investigación por parte de la Superintendencia de Educación Superior y conocer el informe final. 

“Quiero ser un poco más optimista, pero la verdad es que nosotros como directorio del sindicato y con todos los entes a los que hemos podido llegar nos parece que no sería tan positiva esta evaluación”, dice preocupada. 

"De verdad esperamos que la Superintendencia acoja este proyecto para no tener que pasar a lo siguiente, porque comenzar con un administrador provisional en el fondo es un paso antes del administrador de cierre”, concluye. 

“La institución no corre peligro de desaparecer” 

Quien también se refirió a la situación crítica de la UACh, fue Pablo Jiménez, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral de Chile. 

“El problema es de la universidad, no es de los estudiantes”, declara el dirigente a Diario de Valdivia. “Lo que le corresponde a la Federación es defender los intereses y los derechos de los estudiantes y lo que corresponde a los estudiantes, es reclamar sus derechos”, afirma. 

“Cualquier tipo de recorte que tenga que realizar la universidad para generar la supervivencia en términos financieros y como institución, tienen que ser sin afectar el desarrollo académico de los estudiantes”, enfatizó. 

Jiménez aclaró también que su postura como estudiantes organizados, es colaborar en todo lo que se les pida y lo están haciendo. Así también, asevera que la UACh posee patrimonio suficiente para salir de la actual crisis financiera. 

“Nosotros entendemos que el patrimonio de la universidad es lo suficientemente grande para resolver esa deuda muchas veces, entonces, en ese sentido, lo que a mi entender no está en riesgo es la continuidad de la institución”, asegura Jiménez. 

"Tendrán que tener algún recorte, tendrán que vender un predio, tendrán que hacer algo, pero la institución no corre peligro de desaparecer”, reiteró convencido. 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Futrono, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel