YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 2 de agosto de 2022

Haz tu casa más segura y protégela de futuros robos

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 17 días
Compartir

No solo la preocupación pasa por el miedo a sufrir un hecho delictivo en la calle, sino también en el hogar. Este es un tema delicado y completamente sensible ya que tiene que ver con nuestra intimidad y el sentirse vulnerables dentro de nuestra propia casa.

 

Nuestro hogar, tiene adentro nuestras cosas más preciadas y alberga a nuestros seres más queridos, de allí la necesidad de implementar un sistema que prevenga los robos y actos delictivos y genere de alguna manera la seguridad que se necesita para vivir. 

 

Con frecuencia la mayoría de los robos en casas o departamentos, los delincuentes ingresan por las aberturas, puertas o ventanas, ya que es la opción más fácil. Para que ello no ocurra, muchas personas realizan cambios en las mismas o modifican el tipo o sistema de seguridad de sus puertas.

 

Otra opción es cambiar las chapas para puerta, agregar cerraduras a las puertas, rejas en las ventanas y todo tipo de aberturas, y algunas soluciones un poco más costosas porque ya dependen de tener que contratar una empresa que suministre un servicio de vigilancia, que coloque alarmas de seguridad por toda la casa y estén en constante alerta. 

Pero lo importante es, antes de ponerse a hacer cambios y gastar dinero en una nueva cerradura, analizar en profundidad qué es lo que queremos proteger, que es lo que corre más riesgo dentro del hogar y qué medida será la más acertada para garantizar la seguridad de todos los que viven en la casa.

 

¿Cómo organizar la seguridad en la vivienda?

Hacer del hogar un lugar totalmente protegido ante robos ha pasado a ser una necesidad de muchos, esto significa ganar tranquilidad y así adquirir también una mejor calidad de vida, y eso se gana haciendo que cada espacio del hogar sea seguro. 

Sin lugar a dudas, lo más importante a la hora de pensar en la seguridad dentro de un hogar, es cuidar la vida de quienes la habitan, y en un segundo plano, se deberá pensar en los elementos de valor material qué hay y si corren riesgo o no de ser robados. 

En este sentido, la puerta principal es el lugar más fácil por donde pueden entrar los delincuentes y si ésta da directamente a la calle deberá estar por demás protegida. 

Será preciso evaluar la construcción de la casa y las condiciones en que se encuentran las ventanas y puertas de madera, el estado general, si son muy viejas, etc. De ello dependerá también si será necesario o no cambiarlas por puertas más modernas. 

Dentro de este panorama de inseguridad, el mercado ofrece para estar más seguros y vivir más tranquilos, infinidad de opciones de puertas blindadas o acorazadas. Pero hay que saber cuál es la que conviene más a la hora de pensar en seguridad y dependiendo si es con salida a la calle o no.

 

Diferencias entre puertas blindadas o puertas acorazadas

Con frecuencia se cree que la puerta blindada, por llamarse de esa manera, protege más que cualquier otra puerta de seguridad. Sin dudarlo, se puede diferenciar entre la resistencia de una puerta de madera maciza o chapa. También medir su seguridad evaluando si tienen vidrio, y dependiendo del sistema de cierre o cerradura, si son efectivas, como el caso de las puertas corredizas, que sólo sirven para cerrar espacios interiores porque su seguridad es casi nula, se utilizan para separar y no tanto para la función de mantener cerrado un ambiente de la casa.

En el caso de la puerta blindada, posee una estructura de madera, el marco y la hoja están fabricadas en ese material, para que resistan más pueden encontrarse versiones con hierro, pero esto no alcanza para proteger a la vivienda de ataques externos.

La puerta acorazada, es una puerta fabricada completamente en acero y en sus terminaciones posee madera pero es simplemente por estética. En cuanto a la resistencia, si se la compara con las puertas blindadas, es mucho más segura a los ataques de los delincuentes, y sus complementos tienen mayor calidad.

 

Los tipos de cerradura: ¿sirve poner más de una?

Hay muchas formas de estar más tranquilos en nuestra casa y cada familia o quien viva en ella encontrará la forma más adecuada para que sea segura. Además de optar por puertas de mejor calidad y resistencia, también se puede cambiar y mejorar la cerradura puerta.

Las cerraduras para puerta con sistema multipunto, están diseñadas con diferentes puntos de anclaje, se ponen fijas en el marco de la puerta y ayuda a que no se pueda hacer palanca y fuerza de este modo para poder abrirlas. 

Dentro de la infinidad de sistemas en cerraduras, es una de las más seguras que hay en el mercado. Al tener diferentes puntos de anclaje son ideales para el tipo de puertas blindadas o acorazadas y para aquellos que buscan seguridad máxima. 

La cerradura digital, son sumamente seguras y solo se pueden abrir con claves numéricas, tarjetas o huellas dactilares. Si alguien intenta abrirlas o vulnerarlas se bloquean. Es un sistema moderno, que no es tan común de ver en las puertas de los hogares, pero que cada día más se implementan para proteger de robos. 

Además de estos dos tipos, tenemos las cerraduras empotradas, las invisibles, cilíndricas por mencionar solo algunas. También se puede instalar una segunda cerradura, sumando una a la que ya tenemos. 

 

Cualquier decisión que se tome para sentirnos más protegidos y seguros, será válida y si esto ayuda a evitar un hecho delictivo, es un doble beneficio. La casa es el lugar más importante que poseemos y por eso es fundamental que se encuentre resguardada de cualquier factor externo. 


 

Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel